Anita García – Ejemplo de Pasión y Dedicación!

Esta semana les traigo la entrevista con Anita. A ella la conocí en la academia de brazilian jiu jitsu  Spartan Academy a la que  fui en 2011 – 2012 y aunque no tomábamos las clases juntas per sé, gracias a Facebook nos mantuvimos en contacto.

Anita García
Say Hello to Anita!

Anita tiene una filosofía que muchos en cocina a veces olvidamos, pero que debería ser un dogma para nosotros: consumir local. A través de sus fotos en Facebook e Instagram me he prendado de su filosofía y la verdad, me ha contagiado con su entusiasmo. Es por eso que la decidí entrevistar.

 

El Camino de la Pasión

¿Anita, Qué te llevó a estudiar Cocina?

Bueno, además de que me gusta comer, cuando estaba en la escuela no quería un trabajo de ocho horas en oficina. Cuando yo estuve en la escuela me di cuenta que no quería un trabajo así.

Los primeros cursos que tomé de cocina fueron en cocinemos como el chef y allí fue despertando poco a poco la picazón. En ese tiempo, sin embargo, no había un lugar dónde estudiar acá así que mientras mi papá y yo nos poníamos a averiguar qué lugares, me metí en turismo.

Allí daba una materia de banquetes y eventos y hacía muchas preguntas al respecto. Creo que allí me terminé de convencer.

 

¿Dónde estudiaste?

Bueno, las opciones que teníamos, era Estados Unidos, España y Argentina. Estados Unidos la descartamos porque yo no sabía hablar inglés bien y España estaba lejos y era costoso. Nos terminamos por decidir por Argentina en el Instituto Gastronómico de Argentina.

Anita 2
Anita también da cursos de cocina a niños.

 

¿Cómo fue la experiencia allá?

Gratificante. Allá hay algo que hacer todo el tiempo, a la hora que sea y nunca me aburrí de recorrer las calles.

Aprendí mucho allá y luego de terminar la carrera, mientras esperaba el permiso de trabajo, vendía mi comida a unas oficinas cerca de mi casa.

Les mandaba el menú tempranito, me contestaban y al medio día me iba con mis cartuchos de comida.

 

Después de 10 años en Argentina, Anita sintió que su tiempo en el país suramericano había terminado, y decidió volver. Entró entonces, a la parte administrativa del restaurante Tomato en Casco Antiguo.

 

De vuelta a casa

¿Qué tal fue regresar y trabajar en una cocina en Panamá?

Bueno, yo entré a la parte administrativa, y aprendí mucho de ello. Fue en parte algo raro porque yo estaba joven y tenía bajo mi cargo personas y hasta ese momento no lo había hecho. Estuve trabajando con ellos por tres años hasta que poco a poco se fue colando en mi la idea de emprender.

Lo pensé mucho tiempo, no estaba segura. Pero, al final me decidí y lo hice. Cuando llegué a mi casa, quise llorar porque no sabía si había tomado la decisión correcta, pero mi mamá me dijo que para atrás ni para coger impulso y hasta ahora ha sido una de las mejores decisiones que he tomado.

Anita 3
Anita es un ejemplo de pasión y dedicación <3

Poco a poco fui adaptando el espacio con que contaba en casa y compré mi horno industrial (una maravilla) y un congelador. Es bastante satisfactorio trabajar para uno mismo. Por un lado, si me quiero ir a la playa un fin de semana, lo tomo libre, pero así mismo tengo que trabajar bastante luego. Igual, no lo cambiaría por nada.

 

¿Cuáles son tus ingredientes favoritos?
hmm.. eso es difícil de responder. Me gusta mucho la cebolla, el ajo, el culantro, el ají chombo, la cúrcuma entera.

¿e ingredientes dulces?

Vanilla en vaina, miel de caña.

 

¿Qué le dirías a los nuevos cocineros?

Tomen las cosas con calma. Esto no es un trabajo fácil y no deben querer correr antes de gatear. No se llamen a ustedes mismos chefs, eso se gana con la experiencia. Sean humildes y sobre todo, disfruten de su comida.

 

Anita es una de las personas para nada egoísta que he tenido el placer de conocer en el hermoso campo de la gastronomía y aunque por cuestiones de trabajo y tiempo no nos vemos mucho, siempre estamos pendiente de la otra, aprendiendo un poco a través de fotos y apoyando virtualmente.

¡Manténganse pendientes a nuestras redes sociales (las de ella y las mías) porque en el futuro estaremos haciendo colaboraciones juntas!

 

¿Te gustó la nota? ¡Compártela!

Trabajando con Luis Sugasty

Estamos en Octubre y el 20 de este mes se celebra el día del chef y el cocinero, así que se me ocurrió hacerle entrevistas a cocineros que conozco para compartir con ustedes.

El primero en la lista es Luis Sugasty.

¿Qué les puedo decir de Luis? Lo conocí en la universidad por allá en 2010,

Luis - juventud
Érase una vez tres estudiantes de Artes Culinarias…

estaba unos cursos más adelante que yo y desde el día uno me cayó muy bien. Luego de eso, mientras yo hacía mi primera práctica profesional, él ya estaba trabajando y haciendo la suya en el mismo lugar.

Actualmente es el jefe de cocina de Pastelería Soleil.

¿Luis, qué te hizo querer ser cocinero?
Fue por mi abuela. Mi familia siempre le ha gustado comer bien y lo que quise fue hacer que la comida casera de mi abuela se conociera más.

¿Qué es lo que más te gusta de cocinar?
Ver la satisfacción de la persona que prueba la comida…y luego ver los platos vacíos.

“A mi me gusta mucho la historia de la gastronomía. Cada región tiene sus platillos y éstos llevan sus ingredientes por una razón al igual que el nombre del plato. Si fuera profesor de cocina, haría énfasis en la historia detrás del plato.”

¿Qué no puede faltar en tu cocina?
cebolla, ajo, y pimienta negra…el cucharon que me regaló mi abuela, que de hecho era de mi bisabuela: es como una herencia familiar y mi cuchillo.

Hablando de eso, ¿cuáles son tus tres ingredientes favoritos?
Pimienta negra recién molida, laurel y comino.

Luis 2
Búscalo en Instagram Tonyx1522

¿Luis, cuál ha sido tu experiencia menos agradable en la cocina?
Los horarios rotativos y turnos de 48 horas seguidas. El cuerpo después de un rato no da para más.

¿Cómo te has sentido siendo jefe de cocina en Soleil?
Es agradable. Es bueno saber que a tu cargo está todo lo que tenga que ver con la comida del restaurante, pero a la vez tienes sobre tus hombros mucha responsabilidad: tanto lo bueno como lo malo.

Ha sido una experiencia que me ha marcado la vida y acá ha sido diferente porque lo he hecho por tres años ya.

¿Qué es lo más difícil de ser jefe de cocina?
Pues, por mi carácter, saber cómo hablarles a las personas bajo mi cargo. Cada uno de ellos tiene una actitud totalmente distinta y tengo que saberle a hablar a cada uno. Unos son más sensibles que otros y no puedo tratarlos a todos igual.

¿Cómo ha sido trabajar con Solymar?
Creo que, en estos tres años de conocernos, trabajamos a buen ritmo y me gusta que e da mucha libertad creativa en prácticamente todo.

Ella me ha enseñado bastante, más que todo cosas administrativas que honestamente no sabía porque no lo manejaba tanto.

Además, he agarrado una pasión un poco más fuerte a algo que no le tenía mucho cariño que es la pastelería.

Un mensaje para los nuevos cocineros que se están graduando pronto
Tienen que estar seguros de lo que hacen. No todo es como en la televisión, no todo es lindo y para poder llegar a un puesto alto, debes tener mucha experiencia y sacarte la mugre.

Uno de sus errores es que creen que tienen el derecho a hacer más de cuatro cosas sin tener la experiencia.

Tienen que ser más realistas y aprender todo desde abajo: desde pelar muchas papas hasta montar el plato.

Por eso nos mandan a prácticas en la universidad. Nos ayuda a entender lo difícil que es trabajar en una cocina (sobre todo en un hotel) .

 

Creo que no he mencionado esto mucho, pero además de este proyecto, trabajo en Soleil y Luis es uno de mis jefes. Como nos conocemos hace mucho, creo que la confianza nos ayuda a trabajar mejor, aunque a veces nos queremos matar, ja ja.

A diferencia de muchos otros jefes, él jamás nos grita. Nos llama la atención y nos hala las orejas de vez en cuando (no literalmente jaja) y siempre, SIEMPRE, está dispuesto a ayudarnos lo cual lo hace un excelente líder de cocina.

Luis y nosotros
Staff Pastelería Soleil

Mujeres en la Cocina

mujeres en la cocina

Mujeres en La Industria

Hoy es el día internacional de la mujer y es justo y necesario que pongamos nuestro granito de arena en un post al respecto.

mujeres cocin
Proud Cooks

Por años, las mujeres fueron encasilladas en el trabajo en el hogar para cuidar a los niños y cocinarle a toda la familia. Trabajo por el cual no se les pagaba ya que era su responsabilidad y era esperado que cumplieran con sus deberes maritales. Vino la lucha por la igualdad femenina y tratando de emanciparse por completo muchas mujeres se negaban a trabajar en cocina. Y muchos hombres se encargaron de hacerlo ver como un trabajo netamente masculino por el hecho de que es pesado, demandante y sin descanso.

Peleando por lo que dejamos

Pero lo que muchos no se esperaban era que viniéramos con cuchillos muy bien afilados, espátulas limpias y hermosas, y mucha, mucha determinación en el rostro para hacernos espacio en la industria y reclamar lo que una vez dejamos ir. Y aunque ahora es muy común ver mujeres en la industria, aún somos encasilladas a ciertas partes de la misma, a veces por mandato de jefes que no creen que podemos hacer lo Mujeres cocinamismo que nuestros compañeros, otras porque es lo que amigos y familiares esperan, pero muchas veces porque nosotras mismas nos encasillamos.

¿cuántas puertas nos cerramos cuando no intentamos explorar más allá de eso? ¿a cuántas estudiantes que quieren aprender de todo estamos cerrando oportunidades?

Cuando hice mi primera práctica profesional, el chef al principio al menos, hizo énfasis en rotarnos, pero, no nos ponía mucho tiempo en cocina caliente, a diferencia de los chicos que iban con nosotras. Nuestros compañeros nos alentaban a meternos, pero el chef, nos sacaba tanto del lugar que terminábamos por desistir y ese es un gran error.

No fue sino hasta mi primer trabajo que realmente tuve la oportunidad de meterme a la línea caliente y es una decisión que jamás olvidaré y cuyas lecciones llevo siempre presente. Fue por luchar y meterme que hoy en día sé los tiempos de servir entre una entrada y un plato fuerte, que soy capaz de sacar platos rápidamente y que soy capaz de apoyar a mis compañeros en mi trabajo actual, a pesar de que mi puesto es en panadería, área que muchos aún consideran trabajo exclusivo para hombres por lo demandante y pesado que puede ser. ¡Sin mencionar que si no fuera por esas lecciones que no podría tener mis camarones!

Mujeres en pasteleriaClaro, no tiene nada de malo si una quiere especializarse en un área y ser la mejor en ella, pero es necesario entender que cargamos con la responsabilidad de ayudar en otras áreas de así ser necesario y sobre todo con el futuro de aquellas que quieren aprender de todo, por lo que saber desenvolverse en todas las áreas es necesario.

Y es ese el mensaje que quiero transmitir a aquellos que reciben estudiantes – hombres y mujeres, énfasis en las últimas – como practicantes: empújenlas (os) a todas las áreas, anímenlos (as) a explorar sus habilidades y creatividad y a encontrar lo que les apasiona.

Ayuden a crear más igualdad en la cocina para todos. Donde ninguno de los dos sea criticado por tomar una especialidad y donde la remuneración salarial sea la misma en los puestos altos sin importar tu sexo.

Finalmente quiero agradecer a todos los que ya hacen esto. Aquellos hombres que no les importa si eres hombre o mujer, te meten a trabajar donde sea y te empujan a ser mejor. A aquellas mujeres que realzan la confianza en cocineras y cocineros en sus trabajos todos los días, a aquellos profesores y profesoras que siempre inculcan lo de no encasillarse, pues son el primer pilar de inspiración.

Y, por supuesto, quiero felicitar a todas las mujeres el día de hoy, aquellas que luchan en sus industrias, y muy en especial a todas mis colegas cocineras que han logrado estar donde están, saber lo que saben y con su determinación y pasión.Mujeres cocinando

¡Feliz día internacional de la mujer!

 

 

Nota: Gracias a Joan, Fernando y Miguel por ayudar con las fotografías